Linda locura

Si me vienen leyendo, seguramente habrán notado que hay una constante en mí. Por ejemplo, no puedo quedarme tranquila si no sé cómo arreglar algún elemento electrónico, me gustan las rutinas, tener las cosas ordenadas, y limpias.

Lo que para muchos es una tarea fastidiosa y que odian, para mí es casi terapéutico, el momento de poner todo en orden, de dejarlo impecable, aunque sepa que solo va a durar así un par de días (¡con suerte!). En el fondo, creo que un lindo entorno ayuda a un mejor estado interno.

Leer más