Terror

Weathered:  Paris, Idaho, 2 Cada tanto, en mi vida, me doy cuenta de que hay algo que me gusta desde hace mucho tiempo, aunque nunca lo haya pensado de ese modo.

Me pasó con cosas muy triviales, como darme cuenta que cierto artista es uno de mis favoritos, y con cosas que me cambiaron la vida, como “hey, la verdad siempre me gustó la tecnología”.

Hoy me di cuenta que siempre me gustó la literatura de terror. Es decir, más adulta siempre supe que Stephen King era uno de mis autores favoritos. Pero hoy me acordé que de chica me encantaban las historias de terror. Leía y releía los cuentos de la serie Socorro de Elsa Bornemann, y coleccionaba ejemplar tras ejemplar de R. L. Stine, tanto de la serie Fear Street como de los (a mi gusto, mejores) Escalofríos.

¿Alguna vez les pasó que de golpe reconozcan algo de ustedes mismos que estuvo presente toda su vida?