Temporada frío 2011

Young girl on a bridge in Paris

Y en este solemne acto doy por inaugurada la temporada frío 2011, garantizando las siguientes acciones diariamente:

  • Quejarme de que hace demasiado frío todas las mañanas
  • Sufrir que mi habitación esté más fría que el resto de la casa
  • Ponerme el ropero encima antes de salir a la calle…
  • …con la consecuencia de parecer el muñeco de Michelin…
  • …y durante algunas semanas tener que volver con todos esos abrigos en la mano porque a la tarde levanta la temperatura
  • Hacerme canelón con la sábanas y frazadas durante la noche
  • Empezar a prender velas en la habitación porque me hacen sentir más calorcito

Peculiaridades de la temporada frío 2011:

A diferencia de la temporada 2010, no voy a estar deseando que lleguen días más cálidos y voy a ser agradecida porque puedo combatir el frío con abrigos y frazadas. Después del verano infernal que pasé en el departamento nuevo sin aire acondicionado, un poco de frío no me va a hacer nada.

Pequeñas cosas #1

En el espíritu de 1000 Awesome Things, un blog que conocí gracias a un conmovedor discurso de su autor en TED, decidí comenzar con algo que quería hacer hace mucho: una sección para agradecer y celebrar las pequeñas cosas de la vida que me ponen contenta, reconfortan o son maravillosas.

No serán posts largos ni elaborados, simplemente unas oraciones de las pequeñas grandes cosas de la vida. Y la invitación, como siempre, a que compartan ustedes también si les pasa lo mismo, o si les pasa con otra cosa.

Como la de hoy, la primera «pequeña cosa» que quiero festejar: tener un saquito en la cartera cuando te da frío.

Estaba caminando por el centro y soplaba vientito, de ese que no molesta, pero hace que se te ponga la piel de gallina y desees llegar rápido a la oficina. Y entonces me acordé del saquito en mi cartera. ¡Qué alivio!