El amor son los cimientos

Mi mamá me dijo muchas cosas en esta vida, pero pocas me quedaron tan grabadas como la de aquella noche del 30 de agosto de 2004.

“El amor es como los cimientos de una casa. Sin los cimientos, no podés hacer nada. Pero los cimientos solos, tampoco son una casa.”

Al amor hay que ponerle cosas encima, con el amor solo no basta (y el que no lo aprendió a los golpes, no se lo creo).

Pero sin amor… la casa se te va a terminar cayendo.

Severus Snape

Me gusta que las palabras amargas de un personaje que desdeñé durante años sean hoy las que me sacan una sonrisa. Una tímida y cómplice sonrisa, esa que dice «te aprendí a querer», y que me recuerda que no importa si la vida es justa o injusta, sino lo que hacemos con ella.

Observando

Las lecciones de vida de Jack

Lecciones de Jack

Hace un tiempo me encontré en Marilink una imagen con las lecciones de vida de Jack, y en su simpleza (tan simples como 140 caracteres), encontré mucha sabiduría para la vida cotidiana.

Da para imprimirlas y leerlas todos los días. Se las traduzco para los que no saben inglés:

  1. No seas un idiota
  2. No des a nadie por sentado
  3. Disfruta el momento
  4. Sé honesto, siempre
  5. Sé humilde
  6. Sé amable
  7. Respeta los deseos de las personas
  8. Permite los finales
  9. Falla abiertamente
  10. Ten un corte de cabello increíble

El elenco de mi vida

Lifecast

Esta imagen que encontré en We Heart It resume inesperadamente bien lo que me estuvo pasando en estos últimos tiempos.

Mi vida tiene un elenco que la rompe: amigos de oro, enemigos siniestros, aliados incondicionales, sabios consejeros y personajes inesperados que le ponen el condimento justo.

Ahora, entender la trama, quién es quién, cómo relacionarme con ellos, y sobre todo, cuál es “la misión” de mi propio personaje en esta película, no es tarea fácil. Y eso, justamente, es lo que la vuelve caótica y divertida.