Haciendo de blogger y webadmin

compucat

Esta tarde en vez de dormir largas y ostentosas siestas (que me las tendría más que merecidas), decidí sentarme y cuidar a mis blogs, sobre todo Acceso Directo, que lo tenía un poco descuidado y con una larga lista de cosas para hacerle.

Así que con el teclado bajo las manos, inspiración y paciencia, me dediqué a:

Modificar el “Acerca de mi”, el “Acerca del blog”, arreglar el formulario de contacto (cambié a Contact Form 7), integrar A-D con mi cuenta personal de Twitter (con Twtiter Tools, gracias a Mati Laporte por la recomendación).

También cambié las imágenes del header de Vitamina (pueden ir viéndolas en los distintos tipos de páginas: posts individuales, archivos, categorías, páginas, 404…).

Y actualicé los blogrolls de los dos blogs, que no sé por qué los tenía tan vacíos. Puse a muchos blogs amigos y/o que admiro, repartidos entre ambos blogs sin seguir un criterio en especial.

Todavía queda mucho por hacer, pero estoy con pilas y ganas de dejar todo medianamente listo durante el fin de semana,

Mi nueva hija: Perfecto Ambiente

pampost

Cuando uno se dedica a esto con la pasión con la que lo hago, es inevitable sentir que cada nuevo proyecto es como un hijo.

Así es como con muchísima alegría presentamos ayer con mi querida amiga Isa nuestro primer proyecto solas: Perfecto Ambiente.

Perfecto Ambiente es un blog de decoración, algo relajado, que no requiere mucha lectura ni usar la cabeza, sino relajarse y disfrutar de las imágenes, inspirarse, tomar ideas.

Hacía bastante que queríamos armar algo más “femenino”, ya que las dos nos movemos en ambientes mayoritariamente masculinos. Y si bien la decoración no es un ámbito exclusivamente femenino, podemos darnos el gusto de hacer un diseño limpio, tranquilo, con colores claros, mucho rosa y muchas fotos.

La idea detrás del blog es mostrar ambientes (y que el blog en sí mismo también lo sea) que den esa sensación de estar en el lugar perfecto en el momento perfecto, aunque sea en la mitad de un día caótico. Esa es la sensación que tengo cuando me encuentro con Isa a tomar un café en la mitad de la semana, y disfruto del lugar, la música, la decoración y la compañía.

Así que los invito a que se den una vuelta, me cuenten qué les parece, y ojalá se sientan como en casa.

Por último quiero agradecer muchísimo a todos los que nos felicitaron, retwittearon y desearon cosas buenas anoche cuando hicimos la presentación en Twitter. Hasta que llegué a contar, vi twitts de @juanguis, @Intertextual, @Kabytes, @sebabellucci, @edufortes, @dobleveve, @Vardita, @RareGaZz, @ignacio_anduaga, @TheGoldStar, @PeterSmileArg, @alextavara, @hectorinc, @angelbladex, @Gromix, @ricardocasta, @soypro, @martinvol, @NeriAispuro, @fcovicente, @xeas, @sic, @maccur, Mayoraz, @Agustiina, @rofc, @Giordan14, @martinbeasnunez, @Fepe55, @Deoxys94, @juanrossi, @dorthweb, @flang, @joseperezlara. Si se me escapó alguien, mis más sinceros agradecimientos también.

De comentarios, amargos y criticones

hulk

Sale post catártico, porque estoy harta, harta, muy harta de los comentarios mala leche que critican la forma en la que escribo yo (o cualquiera de mis amigos y colegas). Así que voy a poner algunas cosas en claro:

Escribo sobre tecnología. Eso hace que una gran parte de las palabras que leo estén en inglés y su traducción al español sean neologismos. Si yo te digo “textear” en un post de celulares, o “postear” en un artículo sobre blogs, se entiende perfectamente lo que digo. Y en un contexto donde la mayor parte de las noticias se sabe que vienen de países anglosajones, no debería ofender a nadie.

Soy humana. A veces me falla la gramática o la ortografía, y no porque sea una ignorante descuidada, sino porque no soy perfecta. Más que eso, a veces tengo typos (sí, te lo pongo en inglés, porque soy bilingüe y me gusta más la palabra typo). No me ataques personalmente por errores que cometemos todos.

No soy soberbia, y agradezco muchísimo que se me corrija, porque es la posibilidad de seguir aprendiendo y mejorando. Ahora bien, agradezco muchísimo que se me corrija de una forma respetuosa y con ánimo de ayudar, no desde los comentarios pedantes que suelen dejar, como si fuesen los amos y señores de la lengua española, y que en realidad se trasluce que no buscan ayudarte a mejorar tu escritura, sino a humillarte (y si tenés necesidad de hacer quedar mal a otros, o hacerles pasar un mal rato solo para sentirte mejor o más importante, avisame, te paso el número de un psicoterapeuta buenísimo).

Si me vas a corregir, no tengas errores en tu comentario. Porque se nota todavía más que lo hiciste solo para molestar.

Y, por favor, recuerden siempre que español se habla en más de 20 países, cada uno con sus peculiaridades. Atacar porque no escriben de la misma forma que en sus propios países es racismo. Punto.

Solo eso por ahora.

[Imagen]

Ellos

ellos

Con tantos proyectos nuevos, me encuentro pensando en “ellos” todo el tiempo. ¿Quiénes son “ellos”? Yo tampoco lo sé.

Puede ser mi prima, o un hombre de 46 que vive con su perro, una madre de 6 hijos, un niño de 8 años, una adolescente de 17. “Ellos” son los que están del otro lado de la pantalla, como vos que me estás leyendo, como yo cuando cierro esta ventana y me pongo a leer a otros.

Pienso en ellos, si les va a gustar lo que escribo, el diseño de la página, las fotos que elija, las palabras que use. Ellos son abstractos y muy reales al mismo tiempo. Son los 1600 de Acceso Directo, los 10 mil de PuntoGeek, los 20 mil de Bitelia. Son los casi 300 registrados en CNX. Y son todos los que vendrán. A ellos dedico gran parte de mis pensamientos.

Es extraño como una presencia tan abstracta se puede volver tan real. Y es lindo. Muy lindo.

[Foto]

Mundo Bloggers, La Nación y otras yerbas

radioactive-happiness-faceBueno, si tengo un blog personal, lo voy a usar como blog personal. Porque la verdad es que todavía me estoy riendo (y sonriendo) por el hecho de haber salido aunque más no sea en un par de líneas, en La Nación. Pero empecemos por el principio.

Ayer, como había comentado, estuve en Mundo Bloggers. La verdad es que el evento estuvo bueno, aunque más allá de las charlas, encontrarme con los sospechosos de siempre (y conocer a algunos que no había tenido el placer), siempre es lo más divertido.

La cosa es que cuando volví de almorzar, me senté en la mesa donde estaban Marce, Nico, Milton y Nico (x2), y ahí le estaban haciendo un mini-reportaje al niño maravilla. Y divino, agarra y le dice a la periodista que yo sé más del tema, así que de rebote ligué un par de preguntas que me valieron la mención en el diario (aunque hubiera estado groso que nombren a Acceso Directo, pero Punto Geek es mi segundo hogar, así que yo, chocha). Igual, todos lo sabemos y lo admito con todas las letras: que me hayan preguntado cosas a mi, estando Milton y Nico Piccoli en la mesa, fue un robo a mano armada.

Los bloggers que leyeron la nota no están muy contentos con la inclusión de Cumbio y la posible confusión entre flogger/ blogger que puede crearse. La verdad es que como bloggers, la charla-reportaje a Agustina no nos sirvió mucho, pero a nivel personal me encantó escucharla. De hecho, tengo que admitir públicamente que la chica me cayó súper bien, y que para tener la edad y difusión que tiene, es re sensata y centrada. Es mucho más toda la locura que se generó alrededor de ella, que ella en sí.

Notas finales: en la nota parece que viví 9 meses con USD200 de Adsense  (ahí se nota el poco tiempo que tuvimos para explicarle a Paula cómo funciona el sistema, además, porque se entendió cualquier cosa). Bueno, soy una chica económica que no gasta de más, pero como les explicaba antes, lo que me mantiene ahora es mi trabajo como blogger en los otros sitios, mientras trato de que AD crezca lo más que pueda, a ver si mi paso por WU para cobrar adsense se empieza a dar más seguido…

En fin, fue un viernes diferente y divertido, y como siempre, me quedo con ganas de que se organice pronto otro evento (¡ah! se viene Twittbaires 2!) para verlos a todos de nuevo.

Un gran paso para mi, no tanto para la Humanidad

lunahuellaCuando el hombre ¿llegó? a la Luna, cuenta la leyenda (porque como yo no existía, es leyenda), que Armstrong dijo «Un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad». O algo así. Hoy puedo decir que en mi historia personal estoy dando un gran salto, aunque desde afuera no se pueda notar, y sólo parezca un pasito.

Me refiero puntualmente al hecho de que la semana pasada dejé mi trabajo fijo, regular, estable, para dedicarme a la actividad que más satisfacción me ha dado en mi corta vida adulta: el blogging. Si señores, así como lo leen, a partir de hoy me vuelvo una blogger full time, escribiendo no solo para Acceso Directo, sino también para Punto Geek (mi segundo hogar desde hace meses), Bitelia y Sitio Geek. Mi gracias infinitas a Juan, Eduardo y Jose por confiar en mi para esto.

Además del hecho de jugarme por lo que me gusta, algo que me pone muy contenta es que desde el primer día voy a poder disfrutar a pleno de una de las mejores cosas de trabajar en forma independiente: la libertad y movilidad. Y es así como mis primeros artículos van a ser publicados mientras viaje a San Javier, a pasar 4 días lejos del caos de la ciudad, divirtiéndome y trabajando con un gran amigo (a vos, de nuevo, gracias por partida doble triple).

Alegría y responsabilidad, una combinación explosiva.

Terminando el nuevo diseño de Acceso Directo

Estuve toda la tarde trabajando como una negra, rompiendo y arreglando mil veces el código para el nuevo tema de Acceso Directo.

La verdad, parece un cachivache, pero ya estoy tan cansada del actual, que bien vale la pena cambiarlo ya e ir perfeccionándolo sobre la marcha.

Mientras tanto, tengo que seguir insistiendo para que alguien compre algo para cenar porque si no, no ceno. Y si no ceno, se pudre todo.