Alguien te está mirando

No quiero que nadie se ponga paranoico. Pero.

En la época en la que vivimos, es muy probable que la mayoría de ustedes twitee o publique en Facebook cosas que, sin que tengan la más mínima sospecha, hagan que lleguen o se alejen de ustedes posibilidades increíbles.

Una foto, un comentario, un link, o hasta la aplicación que usan para publicar puede ser la diferencia que haga que llegue (o se vaya) un trabajo, un viaje, una invitación y muchas otras cosas.

Lo sé porque lo veo pasar todos los días. En algún momento tenemos que empezar a entender que si elegimos el camino de las redes sociales, todo lo que digamos puede ser usado en nuestra contra, o favor. Por lo general, cuando uno tira buena onda, llegan cosas buenas, y cuando tira mala onda… no tanto.

Pero no piensen mucho en eso o a uno se le muere la espontaneidad.