Tu propio día de la marmota

Saturday in the Park ... I think it was the Fourth of July

El 1ro 2 de febrero es recordado por unos cuantos como El día de la Marmota, gracias a la clásica película de Bill Murray. (Me confundí de fecha, es mañana, pero lo que escribí vale igual :P)

Para los que no la vieron (anótenla para verla este fin de semana, y después leen el resto de este post), en la película el protagonista se encuentra reviviendo el mismo día una y otra y otra vez.

Cada vez que se despierta es el día de la marmota y debe hacer las mismas cosas, y ver suceder a las mismas cosas. Primero lo aprovecha para su propio beneficio, después cae en la desesperación, hasta que finalmente entiende que al hacer las cosas bien es como puede hacer honor a cada día –y el hechizo se rompe.

Yo creo que con esto en mente, es el momento ideal para que hagamos nuestro propio día de la marmota, el decisivo.

En vez de volver a atravesar la semana haciendo lo mismo de siempre, sin reflexionar demasiado, o pensando solamente en nosotros, aprovechemos para hacer el cambio.

Hoy es el día perfecto para ser la mejor versión de uno mismo (siempre lo es), para empezar a pensar en los que nos rodean, en cómo podemos mejorar el mundo desde nuestro pequeño lugar.

Así que a ponerse las pilas y pensar en qué aspectos de sus vidas pueden empezar a cambiar hoy, para que mañana se despierten libres de sus propios hechizos.

2 comentarios en “Tu propio día de la marmota”

  1. Una peli para pensar, con “moraleja”.
    Lástima que a veces, en la vorágine de nuestra vida, tendemos a olvidamos de lo más importante: vivir intensamente, preocuparnos menos por nosotros y más por nuestros seres queridos.

    Ceci, una linda reflexión y una buena idea!
    A romper el hechizo.

Los comentarios están cerrados.