Si no tuviese miedo

Blackfield  No sé si a ustedes les pasa, pero desde hace semanas que me siento atada a situaciones que podría estar resolviendo si no tuviese miedo.

Miedo al qué dirán, miedo a que la respuesta no sea la esperada, miedo a lo que se pueda opinar de mí, miedo a perder lo que me costó tanto. Y otros miedos de esa índole.

Es la clase de miedos que una sabe que hay que dejar atrás. Esos que sabés que el día que te los saques de encima va a ser completamente liberador, y que quizás ni siquiera importa si sucede lo peor, porque en realidad, lo peor es vivir con ese fantasma encima, con ese miedo.

El consuelo, quizás, es saber que está en uno mismo superarlo. Es solo cuestión de juntar valor y hacerlo.

6 comentarios en “Si no tuviese miedo

  1. Siempre me pasó eso mismo que muy bien contás vos.

    Pensar todo el tiempo qué dirán si hago cierta cosa, qué van a pensar de mí, todas esas cosas que me hacen muy inseguro de mi persona.

    Lo peor es saber de esa inseguridad y no poder hacer nada para remediarlo.

    Me ha pasado muchas veces de perder cosas que quería y venía esperando desde hace tiempo y cuando llega el momento me freno a cero por esa inseguridad.

    También estoy de acuerdo que es sólo cuestión de juntar valor, pero hasta el momento no logro hacerlo.

    BTW, espero, espero poder cambiar eso…

  2. Creo que la clave es animarse la primera vez. lanzarse al vacío sin importar las consecuencias..
    Supongo que si sale bien la movida probablemente te animes una segunda vez.

    El problema es que si sale mal seguro no te vuelvas a animar…

    btw, por aqui estamos igual :)
    no estamos solos!

  3. Por lo general, siempre vas a escuchar cosas tipo “hacé lo que quieras y que no te importe lo que vayan a pensar/pasar” que la gran mayoría de las veces no es tan fácil de aplicar para uno mismo (tanto en situaciones laborales, familiares, personales)…

    Muchas veces son nuestras cabezas las que crean un resultado pesimista a acciones que deberíamos tomar. Y ahí está el secreto de todo.

    Como dice RareGaZz, a veces se pierden oportunidades por no animarse a dar un pasito más. Como dice esa (gastada) frase: “El peor de los fracasos es no haberlo intentado”.
    Probá analizando la situación, los pro y los contra, y sobre todo, quiénes son los que opinarán de vos… tal vez no merezca la pena hacerte problema por lo que ellos piensen y tus beneficios serán superiores a tus temores.

    No creo que haya soluciones mágicas, todo está en nuestras cabezotas.. acordate :D

  4. Miedos siempre van a haber, somos seres humanos, es natural sentir miedo. Miedo a lo que viene, a lo que puede venir, a los distintos caminos por tomar, a lo que hicimos, o no hicimos, al impacto de nuestras decisiones, a la muerte, a lo que sea. Creo que lo mas importante no es dejar atras los miedos, sino enfrentarlos. Nunca se pueden dejar los miedos atras, porque siempre vamos a tener algo que nos importe lo suficiente como para temer perderlo, es algo inevitable.
    No se puede vivir sin miedo, porque el miedo tambien es lo que nos hace sentir vivos muchas veces, lo que nos mantiene alertas, lo que no nos deja dormirnos en los laureles.
    Despues de todo no se puede ser valiente sin miedos, por ende, es mejor enfrentarlos, asumirlos, y no olvidarlos o dejarlos atras.
    Es mi humilde opinion

  5. Apoyo totalmente lo que dices, porque vivir atado a los temores es horrible. Simplemente llegas a bloquearte en cosas tan comunes y tan corrientes para otros que no te queda más que sentir frustración y rabia contigo mismo.

    Quizás lo que más puede dolerte, lo que en serio arde, es que uno mismo, con completa determinación, podria liberarse de todas estas ataduras (a veces convertidas en cadenas) y vivir una vida tan tranquila y resuelta, con una mente al fin tranquila.

    No hay que dejarse consumir por esto, porque hay algo mejor que solo vivir: vivir libre y ampliamente.

Los comentarios están cerrados.