Inhumana

Hace algunos días me encontré temprano –plena hora pico– en la autopista.

Al principio el tránsito fluía relativamente bien, hasta que de un momento para el otro se detuvo casi por completo. Íbamos avanzando muy despacio, y le dije a mi acompañante (que iba manejando) “¿Será así durante todo el camino, o habrá habido un accidente acá cerca?”. Me respondió “Capaz que fue un accidente”.

Nos quedamos calladas un minuto y ella dijo lo que yo estaba pensando “En realidad nos estaríamos alegrando de que sea un accidente, mejor que no”.

Apurada como siempre está una en estos días, los minutos hasta llegar a lo que efectivamente fue un accidente se me hicieron eternos. Cuando a lo lejos vi las ambulancias, mi preocupación fue si no estarían bloqueando la bajada de la autopista por la que teníamos que salir.

“Hay mamparas blancas, se murió alguien”, dijo ella con tristeza mientras manejaba despacio junto al accidente. “Uy, qué feo. La bajada está libre, menos mal” le respondí yo.

Y entonces, mientras bajábamos de la autopista, la situación me pegó con toda su fuerza. Había una persona muerta a pocos metros, y yo solo me estaba preocupando por llegar a tiempo, por bajar de la autopista, por cumplir con compromisos que no iban a afectar la vida de nadie.

Me sentí vacía, enajenada, inhumana.

Durante el resto del día no pude dejar de pensar en la familia de ese motociclista muerto, que iba a recibir la peor noticia posible, y en cómo yo –y seguro que muchísimos otros– le pasamos por al lado pensando solamente en nuestros propios caminos.

No quiero eso, no quiero que la vorágine en la que vivimos me vuelva inhumana. Una vida desconectada de lo que realmente es importante, no es vida.

12 comentarios en “Inhumana”

  1. La realidad es que sí, suele suceder, porque todos nosotros, tenemos algo que hacer, es muy complicado sentirse mal por otra persona en estos tiempos con lo que tu le llamas “vorágine” y si, puede que no sea vida, pero es la vida que cada uno vivimos.

  2. Muy triste pero la sociedad cada vez se está volviendo más insensible a este tipo de casos, nos preocupamos solo por nosotros mismos, ojalá esto pueda cambiar.
    Muy bueno el post.

  3. Si tan inhumana te hace la ciudad por qué no te vas a vivir al campo? Me están cansando los whiners, o te hacés cargo de lo que sos o te vas de lo que ves que te hace mal.

  4. Lo triste es que hay personas que sólo quieren ver el muerto al pasar para luego poder contar con detalles la noticia amarillista a sus amigos.

  5. Si tuviste ese momento de lucidez y te diste cuenta de ese problema no eres tan inhumana como crees. Hay muchísima gente que ni se da cuenta ni se duele con esas situaciones. Ánimo!

  6. No sé si llamarlo así.. aclaro, estoy completamente de acuerdo y te entiendo el vacio que te generó, pero también, influye mucho los tiempos en que vivimos, la sociedad materialista y el poco amor al prójimo. Por mas que uno no quiera termina siendo influenciado. Quién no tuvo un …“Uy, qué feo. La bajada está libre, menos mal”…
    Pienso que aprendimos muchas cosas, pero olvidamos muchas otras!.

  7. La verdad que es triste, la vida a las corridas nos vuelve menos humanos, pero al menos vos tuviste conciencia de que te estaba pasando y reflexionaste en eso.
    La mayoría nunca lo hace.

  8. Hace unos meses me toco vivir la experiencia de llegar la primera a un accidente y tener que llamar yo al telefóno de emergencia y consolar a un chico joven que iba en el coche.
    Su padre lo había recogido en el trabajo (era de madrugada) y el chico se habia dormido mientras su padre conducía. Aquel joven solo sabía llorar diciendo:
    No debí dormirme, no debí dormirme, pero estaba cansado soy camarero y llevaba 24 horas sin dormir haciendo extras en bodas, pero no debí dormirme.
    Nunca en mi vida he llorado tanto con alguien que no conocía de nada.

  9. Es triste es cierto, cada vida es importante, pero dime : que podemos hacer? Cada quien debe vivir su vida y seguir adelante.

  10. Yo entiendo tu punto. Y sos muy humana. Uno también siente impotencia por que en esas situaciones “simplemente tiene que seguir adelante”. Quizás el pudor de ver que te gustaría hacer algo, ayudar, y bueno no poder hacerlo… eso juega también.

    Yo intento pensar que ese tipo de situaciones deben enseñarnos a valorar mucho cada instante y a nuestros cercanos. No porque vaya a pasar nada malo (toco madera por todos) sino porque debe ser así. Vivir cada segundo y Keep Calm and…”

    A mi modo de ver cuando escribís estas cosas estas haciendo todo lo que podes hacer desde tu lugar para que haya un cambio de mentalidad y de conciencia. A todo nivel. Eso es super valioso.

    Besos enormes Saia.

Los comentarios están cerrados.