Amiguismo

Es momento de hacerme una autocrítica, una de las muchas que me suelo hacer como parte de una buena costumbre. Esta vez, con algo que noto en mí desde hace años, y que se me hizo más visible en los últimos tiempos: tolero de mis amigos, familiares, y gente que me cae bien en general, cosas que de otras personas no puedo soportar.

No es que me vaya al extremo de considerar que está “bien” cuando lo hace alguien que quiero, y “mal” cuando lo hace alguien que no, pero sí es cierto que mi paciencia, mi tolerancia o simplemente mi indiferencia favorecen mucho las mismas actitudes en boca de aquellas personas con quienes comparto un lazo, que con las que no.

Me quedan entonces dos opciones para conservar la coherencia, una de las virtudes más importantes para mí. O bien empiezo a ser más dura con mis amigos, o bien empiezo a ser más tolerante con el resto de las personas. O un poco de cada una, según la ocasión.

Y esta es solo una de las muchas razones por las que no soy una persona criticona, o por lo menos trato todos los días de no serlo.

8 comentarios en “Amiguismo

  1. Es lo más natural del mundo y es coherente con el concepto de amistad.

    Soporto en mis amigas cosas que no soporto de otras mujeres, pero en mis amigas esos “defectos” vienen mezclados con todas las otras cosas, con el “combo” que hacen que las adore.

    Por ejemplo, una de ellas es terriblemente elitista y muchas veces es asquerosamente egoísta… pero compartimos mil cosas, me soportó en momentos muy feos, me hizo el aguante en tantos caprichos…
    Sus defectos pasan a ser una nota de color, algo gracioso, parte de su encanto.

  2. Ser más tolerante con el resto de las personas es una buena costumbre.
    Es bueno eso de hacer cada tanto una autocrítica… yo por más que hago fuerza, no puedo! :P

  3. Yo creo que todo el mundo es así, no es algo incoherente. Obivamente como dice asur, es bueno a veces poner la mejor cara de diplomático con las peronas que no te caen, más si son cercanas.

  4. Tuve que volver a leer un artículo que leí hace varios días para acordarme del nombre, pero lo encontré.

    Eso se llama “Sesgo optimista” es un prejuicio cognitivo de los tantos que no nos podemos escapar, y es por eso que nos vemos mejor a nosotros mismos o a nuestros allegados que al resto de vivientes.

    Copio y pego una parte del artículo de donde lo leí: “Nuestro cerebro está diseñado para evidenciar más fácilmente los errores de los demás (mira que te lo dije, déjame que te dé un consejo, mira que es mala persona, yo nunca haría algo así) y no tanto nuestros propios errores”

    Aunque wikipedia da otra definición de Sesgo Optimista…

Los comentarios están cerrados.