Todo a su debido tiempo

El otro día pensaba que me definiría a mi misma como una late bloomer a nivel social. Es que siempre tardé “un poco más” que mis amigos en pasar a ciertas etapas socialmente esperables, y las consecuencias nunca fueron del todo buenas –desde sentirme siempre afuera de un grupo, hasta terminar una relación de 4 años. (En retrospectiva, fueron cosas buenas, pero en el momento la pasé mal.)

Sin embargo, en estos últimos meses me empecé a amigar con esta parte mía que tarda más de lo esperable en estar lista para ciertas cosas, o mejor dicho, a alegrarme por no haberme apurado cuando no me sentía lista. Porque aunque a veces haga falta un empujoncito, me doy cuenta que nada es mejor que el momento interno en el que decís “ya es hora”, y no hay dudas, y las ganas crecen, y dar el siguiente paso te cierra por todos lados.

Claro que a veces con estar lista no basta, y hace falta mucha paciencia y confianza con las circunstancias y personas en mi vida para poder aceptar eso también, aunque duela.

Por el momento trato de enfocarme en las cosas que puedo hacer sola, los pasos que quiero dar, y me llena de entusiasmo.

4 comentarios en “Todo a su debido tiempo

  1. Eso es bueno Cecilia, para mi también es normal, ir más atrás o a veces más adelantes. Te hace único.
    P.D.: Por un momento pensé que ibas a decir que te ibas a casar ;)

  2. Ah! pero cuán identificada me siento!
    Yo me sobre puse a una timidez extrema y a veces siento que me pasé de rosca, termino agotada del esfuerzo!.
    Pero ahora se trabaja en el punto medio.

    Tiempo, al tiempo.

    Beso!

Los comentarios están cerrados.