Nueve de quince

Moviendo archivos a la compu nueva, me encontré con una lista de “objetivos” que me había marcado a mi misma como deseables.

La lista la hice una tarde hace más de 3 años y nunca más la volví a mirar –evidentemente no estaba en un momento en el cual pasar del dicho al hecho fuese algo fácil.

Lo divertido de todo esto es ver que 3 años después, y sin habérmelo propuesto conscientemente, cumplí muchos de esos objetivos.

A saber:

  • Tener una tele LCD (me la gané en la fiesta de fin de año en DDB)
  • Tener una netbook (la tuve, y un par de años después se la regalé a mi hermana)
  • Ser productiva con mi tiempo (por lo menos ahora lo soy más que antes)
  • Hacerme “un lugar” en la blogósfera (sí, ese era un objetivo!)
  • Sentirme satisfecha con mi vida (muy genérico, pero estaba en un momento muy triste y de satisfacción no había nada)
  • Escribir en al menos 2 blogs exitosos (lo hice en, al menos, 4)
  • Hacer danzas 2 ó 3 veces por semana (este año retomé con 2 por semana)
  • Viajar a algún lugar al que no haya ido antes (Las Vegas, Los Angeles, Dallas, Santiago de Chile…)
  • Rendir exitosamente todos los exámentes (me gradué con un promedio de más de 9)

Creo que ponernos objetivos está bueno no tanto para tener metas, sino para después, con el tiempo, ver cuánto hemos logrado.

Algunos de los que no logré:

  • Tener un iPod Video (ya no se hacen)
  • Tener un armario con toda ropa de la temporada actual (se ve que nunca es una prioridad para mi)
  • Tener un auto híbrido (WTF? ni siquiera sé manejar, andá a saber por qué me lo puse como objetivo)
  • Bajar 5 kilos
  • Hacer yoga y meditación todos los días

5 comentarios en “Nueve de quince

Los comentarios están cerrados.