Es 24/7 o no funciona

Me costó mucho entenderlo. Digamos, unas 3 ó 4 relaciones fallidas, muchas lágrimas y mucha frustración. Me costó pero lo entendí: estar bien con una persona no es algo mágico que te pasa, no es la suerte de haber encontrado a una persona con la que te llevás bien.

La suerte dura un rato, pero la vida humana nos va llevando por caminos que suelen ser de todo menos tranquilos. Problemas familiares, estrés en el trabajo, tiempos que no coinciden, manías pequeñas de uno y otro. No son las grandes diferencias las que son peligrosas, es la suma de las mil cosas chiquitas que nos pasan día a día.

Y la única forma de estar bien con una persona es haciendo el trabajo consciente, día a día, de darnos cuenta que ninguna de esas cosas chiquitas es más importantes que la totalidad de la otra persona, de la relación.

Es un trabajo de todos los días, es 24/7. No es necesariamente forzoso, ni agotador. Por el contrario, es un ejercicio que mientras más se practica, más fácil resulta.

Es parar dos segundos antes de decir algo hiriente y darte cuenta que no es importante, que no todo puede salir a tu manera siempre, o que te estás desquitando con el otro porque en realidad tuviste un mal día en el trabajo.

Hace 815* días que practico esto a diario. Es un trabajo mental, pero el más siginificativo de mi vida, el que más felicidad me da a diario.

Es lo que nunca quiero olvidarme.

*No, no es una referencia a LOST. A menos que…

15 comentarios en “Es 24/7 o no funciona”

  1. Es dificil hacer el esfuerzo consciente. Acordarte. Frenar esos dos segundos.
    A mi me cuesta muchísimo.
    Pero (creo) que se puede…
    ¿Tendré que comenzar a practicar?

    1. Es un trabajo consciente, hay que tener la intención de hacerlo… a mí lo que me sirvió mucho fue detectar los momentos en los que me salta la “tana calentona” y frenar ahí mismo, pensar si eso que te molesta es algo verdaderamente importante, o si es una cuestión de egos. El 99% de las veces, es la segunda.

  2. Genial el post. Adhiero y coincido 100% con todo lo vertido en él. Ahora, Maravilla (sí, como era de esperar, se convirtió en una “maravilla” mediática) acaba de confesar que tiene novia. Solo faltás vos…

  3. Muy bueno el post. Lo mismo me pasa a mi. Son cosas pequeñas que tenemos que poner en práctica todos los días. Hasta que, esperemos, un día nos salga de manera natural.

Los comentarios están cerrados.