Decepcionada

A veces hay personas que hacen cosas que me decepcionan tanto, pero tanto, que ni ganas de decírselos me da. Es solo hacer un facepalm, perder casi todo el respeto que les tenías, y sentarte a esperar a que el tiempo solo se los demuestre. Como ya pasó antes.

Tengo un par de casos dando vueltas últimamente. Pobrecitos.