¡Sorteo 100K Ceci Saia! Moto G, make-up, accesorios

¡Llegamos a los 100K suscriptores! Y para festejarlo tengo un súper sorteo internacional: un smartphone Moto G liberado, maquillaje, accesorios, productos de belleza y más.

¿Cómo participar?

  1. Suscribirse al canal Ceci Saia y darle Like al video del sorteo (el de acá arriba)
  2. Suscribirse al canal Ceci de Viaje
  3. Seguirme en Instagram
  4. Compartir la foto de acá abajo en tu propia cuenta de Instagram:

sorteo-ceci-saia-100k-instagram

Importante:

  • Dejarme en los comentarios del video tu usuario de Instagram, así el día del sorteo puedo ver si cumplieron las consignas
  • El sorteo es Internacional para toda América Latina
  • El sorteo es el 17 de octubre y voy a anunciar al ganador o ganadora en esta página y en mis redes sociales
  • ¡Gracias a todos por participar!

 

Quién es Marina Joyce

Hey! Soy Ceci Saia, y quiero que hablemos un momento sobre Marina Joyce, y todo lo que hay alrededor de su situación tan extraña.

Para los que no saben, Marina Joyce es una youtuber inglesa, a quien yo no conocía hasta ayer, quien aparentemente estuvo cambiando mucho en los últimos meses. De alguna forma su aspecto se fue deteriorando, tiene marcas en los brazos, y en Internet empezaron a aparecer algunas teorías de que estaba siendo amenazada para grabar los videos.




Algunas cosas que llamaron la atención fueron su actitud como dispersa o hasta asustada en algunos videos, el hecho de que antes se filmaba sola y ahora parece estar con alguien, y hasta momentos de videos en los cuales parece escucharse un susurro de “Help me”.

La verdad yo no estaba al tanto de la situación, me lo comentaron ayer merendando mis amigas Yoa y Prima, y nos pusimos a charlar del tema, y de lo complicado que es cuando pensamos que una persona puede estar siendo víctima de abuso.

Si les soy sincera, una de las primeras cosas que se me vino a la cabeza fue la campaña de marketing de Blair Witch Project, cómo se tejió toda una historia en Internet para llamar la atención de la gente, y pensé que quizás esto podía ser algo similar, una forma muy turbia de llamar la atención.

E inmediatamente pensé en todas las chicas (chicos también, pero con las chicas es mucho más frecuente) que realmente son víctimas de abuso, y que tanta gente descarta porque “están exagerando” o porque “quieren llamar la atención”.

Marina Joyce

Y entonces mi punto es: ante la duda, es mejor creer la peor versión posible, y esperar estar equivocados, a no creerle a la víctima, y después enterarnos que podríamos haber hecho algo para ayudarla y no lo hicimos.

Yo prefiero ser metida, y después pasar vergüenza, que ser una testigo silenciosa de una situación de abuso.

Obviamente estoy hablando de cuando es alguien que conocemos, o no sé, un vecino si uno escucha gritos o algo así.

En el caso de Marina Joyce, ojalá que sea todo un gran malentendido. Algunas personas piensan que quizás no es que alguien esté amenazándola sino que tiene un problema de drogas (por las marcas en los brazos). Esta parecería ser la versión más probable según algunos mensajes de gente cercana, pero en Internet es fácil que circule información falsa, así que tomémoslo con pinzas.

Anoche hizo un Livestream y creo que hoy va a hacer una juntada (no sé si ya habrá sucedido para cuando suba esto), y de verdad espero que todo haya sido una gran exageración de Internet y que quede en una historia de la que reírnos.

Pero creo que está bien preocuparse, está bien querer ayudar a alguien, y prefiero ser metida, y no cómplice. Prefiero creer y después sentirme una tarada, que no creer, y dejar sufrir a alguien.

Cuéntenme, ¿qué opinan ustedes? ¿están de acuerdo conmigo o piensan distinto? ¿Qué creen que le está pasando a Marina Joyce?

Todo lo que no necesitas

En un mundo en el que siempre necesitamos tener más (más plata, más amigos, más cosas), me puse a pensar que a veces la felicidad no está en tener más de cualquier cosa, sino en tener menos de las cosas que no nos hacen bien, todo lo que no necesitamos.

Dejemos ir la necesidad de tener siempre la razón. La última vez que revisé, el mundo no se terminó cuando admití que estaba equivocada. Les juro.

Cortemos con las críticas y los chismes. Hablar mal a espaldas de alguien, solamente habla mal de nosotros mismos. Mi regla personal es que si no le diría algo en la cara a una persona, entonces no lo voy a decir a sus espaldas.

Perdonemos los errores que cometimos en el pasado. Hagamos el compromiso sincero de no volver a hacerlo, pidamos las disculpas necesarias, y dejémoslo ir. Castigarnos toda la vida no soluciona nada.

Soltemos las quejas. Sí, a veces las cosas no salen como queremos. Se llama vida.

Si no te gusta como son las cosas, hay que hacer algo para cambiarlas. Si no estás dispuesto a intentar cambiarlas, no te quejes. Y si es algo que está completamente fuera de tu control… no pierdas tu energía quejándote. Solo la vas a pasar peor.

Dejemos ir los apegos. El chico o la chica que no te corresponde, el viaje que no pudo ser, las cosas a las que nos aferramos por miedo al cambio… solamente soltando podemos hacer lugar en nuestras vidas para que lleguen cosas nuevas y mejores.

Soltemos los miedos y las ideas que nos impiden crecer. No es fácil, pero les prometo que vale la pena.

Y cuando lo hagan, vengan y cuéntenme cómo les está yendo.

Volver a sonreír :)

El año pasado, tuve unos meses en los que la pasé realmente mal, ¿se acuerdan?

La verdad estaba muy triste y enojada, y había entrado en un círculo vicioso del cual me costaba mucho salir.

Es que claro, había muchas situaciones externas sobre las cuales no tenía ningún control y no podía cambiar, como la depresión de mi madre o la bancarrota de mi familia.

Pero me había olvidado que había cosas que yo sí podía hacer para estar mejor, para volver a sonreír.

Esto fue lo que hice para devolverle un poco de felicidad a mis días:

Her-nan!!

La otra noche estaba en casa cuando el último comercial de Tarjeta Naranja, Her-nan, me hizo reír como hacía mucho que no me reía con una publicidad. Ni tiempo tuve de ponerme a googlearlo que mi amigo Pablo ya lo había comentado en Unblogged.

La razón es muy obvia: como el lector observador habrá notado, soy muy fan de He-Man y She-ra de cuando era chiquita. En realidad más que nada de She-ra, pero una sabe ajustarse a las circunstancias. Y supongo que el hecho de estar trabajando en una agencia de publicidad (DDB Argentina) también habrá despertado mi amor por los buenos comerciales.

En todo caso, aquí me tienen, repitiendo la melodía en mi cabeza, adaptándola a mis propias letras, o dándome cuenta que voy por la calle diciendo “el shopping center quedará vacío, Her-nán comprará hasta el finaaaaal”. Enjoy:

Una lágrima en el teléfono

Hoy fue uno de esos pocos días en los que me senté a desayunar como corresponde, y mientras me tomaba mi té con leche vi en la tele esta publicidad de Personal que me hizo empatizar por completo.

¡Les juro que así estaba yo en diciembre del año pasado!

Si bien los de la operadora argentina (lenguaje técnico, hábito de Gizmóvil) lo apuntan al día de la madre, ¿quién no pasó alguna vez por esa situación?

Lo divertido es poder mirar atrás y reírse de uno mismo (y, con suerte, enorgullecerse de cómo atravesamos situaciones dolorosas).

La sumo a mi lista de “publicidades que me gustan”.