Desaparecida en acción

Cecilia Saia Salón del Automóvil

Estos últimos días estuve escribiendo y tuiteando muy por debajo de mi promedio. Comento esto como un hecho, sin casi el menor atisbo de culpa, ya que las prioridades son prioridades, y de eso me estoy ocupando.

1) Ya estoy bien establecida en la casa nueva, y ahora viene el proceso de optimizar el espacio. Me divierte.

2) Sabía que mantener una casa más o menos ordenada lleva tiempo, pero por el amor de Cristo, ¡cuánto! Y eso que solo somos dos personas en un dos ambientes re chico.

3) No todo es trabajo, fui a Final Fantasy: Distant Worlds y no solo disfruté de un concierto increíble sino que lo conocí a Nobuo Uematsu. Pronto les voy a contar detalles en Acceso Directo.

4) También hay trabajo que parece diversión, como los dos streamings que hice para Ford desde el Salón del Automóvil. Una experiencia buenísima y que me llena de orgullo.

Junio fue un mes más que intenso, a tal punto que esta última semana sentí que estaba en la universidad de nuevo.

Espero que julio tenga tantas o más cosas buenas, pero a un ritmo más calmado, para que pueda hallar mis rutinas en esta nueva vida y espacio para escribir, que es en este momento lo que más extraño.