Sobrecarga de email

Esto es lo que pasa en un mes promedio en la casilla de mail de mi blog (cecilia{@}acceso-directo.com):

El 95% de esos son comunicados de prensa, o directamente pedidos de que les publique algo en el blog. Es un promedio de algo más de 30 mails por día, con lo cual solo respondo lo indispensable.

Interesante poder analizar esos datos, si tienen Gmail o Google Apps mail, pueden hacerlo desde este sitio.

Ataque Pharma!

Esta tarde descubrí que Vitamina Ce estaba infectado, infectadísimo, con algún código que hacía que casi todas las páginas internas y externas del blog redirijan a sitios de farmacias canadienses con ofertas de Viagra. Algo conocido como el Google Pharma Hack.

¿Por qué ni yo ni ustedes nos dimos cuenta hasta ahora? (quiero creer que si alguno de ustedes se hubiese dado cuenta me habría avisado). Es que el problema afectaba más que nada a las búsquedas en Google, redireccionando todos mis artículos a los sitios Pharma. Miren:

Como yo no googleo mi propio blog, y la mayoría de ustedes me lee por lector RSS o porque llegan desde algún enlace en redes sociales, no caíamos bajo el efecto de los scripts, pero sí cuando ibas dirigido de un lado al otro.

Esto se combina también con una oleada tremenda de comentarios de spam –de la misma temática– que aunque Akismet los frena bien, calculo que estarán relacionados. Lo que no sé es cómo llegó a pasarme, aunque lo más probable es que haya sido alguna vulnerabilidad o bien de Dreamhost, o algún plugin que tardé demasiado en actualizar, o algo así.

No sé cuánto daño habrá hecho esto al blog a nivel posicionamiento, pero espero que no mucho. Como se habrán dado cuenta, no es un tema que me preocupe mucho para este blog (si no, me hubiese dado cuenta antes), pero aún así me entristece pensar que le doy tan poca bola a ese aspecto que estuve casi dos meses con este tema y no me había dado cuenta.

Si tienen consejos para evitar que esto vuelva a pasar o para estar 100% que está limpio, o incluso para frenar el spam masivo de comentarios, son más que bienvenidos.

Y por último, muchas gracias a Matías, Víctor, y todos los que aportaron su granito de arena hoy en Twitter para poder solucionar esto rápidamente.

Solos

Nos invitaron a comer el postre. Yo ya quería volver a casa así que al principio quise negarme.

«Dale, nunca los vemos y están solos» me insistió.

En realidad no están solos, pensé, están juntos. Pero me entristece que después de un matrimonio de toda una vida esa sea la sensación, que si no hay mas gente, están solos.

Quiero pensar que es posible otro camino, pero eso sí, hay que remarla todos los días, toda la vida.

Soy muchas más que una

Two-faced dunnies <3

No es que tenga trastorno de personalidades múltiples (aunque con todas las cosas que he hecho en mi corta vida, entendería que así lo crean). Pero leyendo un post de Seth Godin la semana pasada me sentí muy identificada con el concepto de preguntarnos ¿quién soy exactamente?

Soy la que quiere tener tiempo libre para dedicarse al ocio, y también la que quiere anotarse en 5 cursos diferentes.

Soy la que quiere comer más sano, y la que desea con toda su alma que haya ravioles con bolognesa y crema para la cena.

Soy la que quiere levantarse temprano para escribir antes de empezar el día, pero también la que quiere quedarse en la cama solo 50 minutos más (no hay un 0 de más ahí).

Soy la que está cansada de necesitar hacer todo por su cuenta, y la que no puede delegar.

Y eso es ser humana.

Los sueños no funcionan…

…si no hacés nada para que funcionen.

Yo creo fervientemente que «Soñar» y «Hacer» son dos instancias igualmente necesarias para alcanzar las cosas o situaciones que deseamos. Soñar sin hacer no nos lleva a ningún lado, pero hacer sin soñar, sin una meta, un Norte que te guíe, nos lleva a una vida vacía.

Reincidente

Reincidente. No hay otra forma de decirlo, y tampoco me arrepiento. Bailar es una de las cosas que más me mantiene conectada conmigo misma, con la que soy desde siempre. Es mi variable constante.