Seis tips para reflexionar el fin de semana

A "few" balloons

No es misterio que Lifehacker es uno de mis blogs de cabecera, y esta semana nos regaló un post muy adecuado al momento que estoy transitando.

Son 6 puntos que me gustaría compartir con ustedes, algunos se aplicaran a sus vidas, otros quizás no ahora (o nunca), pero nos dan qué pensar. Ni siquiera para tomarlos en forma literal, sino como disparadores para reflexionar sobre nuestras vidas, y qué queremos hacer con ellas.

Espero que les sirvan tanto como a mi:

  1. Una hora de sueño antes de la medianoche, vale por dos. Una hora de trabajo antes del mediodía, vale por dos.
  2. Andá siempre a buscar a tus hijos al colegio. Ahí es cuando tienen ganas de hablar.
  3. Nunca dejes que tus habilidades sobrepasen tus virtudes.
  4. Nunca te tomes menos de dos semanas cuando tengas un hijo o para tu luna de miel. No dejes que te convenzan de lo contrario.
  5. Cuando metas la pata, admitilo franca y rápidamente. Y después, seguí adelante.
  6. Siempre da lo mejor de vos en tu trabajo, pero si no te gusta tanto lo que hacés que lo harías gratis, renunciá.

(Entiendo que esto último es generalmente una utopía si se toma literalmente; pero es un punto de partida para pensar qué camino quiere recorrer cada uno.)

Otra oportunidad

opportunity ticks

Llega un momento del año que es tremendo: el momento de renovar los dominios (direcciones web) que compré con la esperanza de convertirlos en hermosos proyectos.

El problema es que salvo contadas excepciones (una, dos, tres), casi todos mis dominios quedaron sin usar. ¡Es terrible!

Cada año esta época me recuerda todas las cosas que quise hacer y que quedaron en el olvido. Cada año, renuevo con la esperanza de que “esta vez sí lo voy a poder hacer”. Y luego llega este momento otra vez, con los dominios vacíos.

Así que aquí estoy, con un mail de recordatorio de vencimiento en mi casilla, pensando si debería dejarlos ir, sacarme este peso de encima y seguir adelante. O si debería darles (y darme) otra oportunidad, y esta vez sí, hacerlos crecer.

Me conocen, la respuesta es obvia. Otra oportunidad.

El año que viene a esta altura, los tomo a ustedes por jueces para que me pregunten “Cecilia, ¿qué hiciste con tus proyectos?”. Y les rendiré cuentas.

Nada es para siempre

so distant

“Nada es para siempre”. Una frase con la que es difícil estar en desacuerdo.

El amor, la amistad, la salud, el dinero, todo lo que alguna vez pudimos dar por sentado, puede ser tan volátil y efímero como un arco iris, o estar presente en nuestras vidas durante mucho tiempo y, de un día para el otro, desaparecer.

Cualquiera que haya tenido una pérdida, de cualquier tipo, no puede más que admitirlo, “nada es para siempre”.

Sin embargo, yo creo que hay cosas que sí son para siempre. O al menos, que pueden serlo. El problema es que hasta que no llegamos al final del camino, es imposible saber cuáles son esas cosas.

La amistad que resistió viento y marea, el trabajo que nunca dejaste de hacer con pasión, el amor de quien estuvo a tu lado hasta que exhalaste por última vez. ¿Cómo reconocerlos antes de irnos de este mundo? La respuesta es simple: no se puede.

Y como no se puede, como la vida es incertidumbre, lo mejor que podemos hacer es valorar cada cosa buena que tenemos como si la fuésemos a perder mañana. No desde el miedo, sino desde la gratitud.

Solo el tiempo dirá si existió un para siempre o no.

Incondicional

Ghost fear

Saber que hay en tu vida personas que te bancan incondicionalmente. En tus mejores y en tus peores momentos.

Y que quieren que seas feliz en tu propio camino.

Es momento de exorcizar fantasmas. De los que te paralizan del miedo.

No recuerdo el dolor

Pensá en los momentos más dolorosos de tu vida. En la peor herida que recibió tu cuerpo, o el golpe más fuerte que tus emociones tuvieron que aguantar. Tratá de recordarlo, cada detalle. Yo no puedo.

Shandi-lee X {pieces I}

Lo recuerdo y reconozco, sí, pero solo desde un punto de vista intelectual: sé que mi peor dolor físico fue cuando me operaron cuando tenía 19 años y me hicieron las curaciones. Recuerdo que el dolor era tan pero tan intenso que creía que me iba a desmayar (de hecho, casi me desmayo si no me hubiesen sostenido el médico y la enfermera). Lo sé, sé que fue así y que ningún dolor superó a ese, pero mi cuerpo ya no lo registra. Y a pesar de las intelectualizaciones que pueda hacer, volvería a pasar por ese dolor si fuera necesario. Es que tengo la palabra “dolor” en mi archivo, pero no su verdadera dimensión.

Algo similar me pasa con las heridas emocionales. Puedo reconocer los tres o cuatro momentos más dolorosos de mi vida en general: la enfermedad de mi padre, los problemas económicos que casi hacen desmoronar a mi familia, la muerte de un ser amado. Y sin embargo, una vez que hube sanado, solo puedo recordar que la pasé mal, quizás hasta sentir un nudo en la garganta, pero pienso que si todas esas experiencias me llevaron a donde estoy hoy, bien podría pasarlas nuevamente. Ya no puedo registrar la magnitud de mi desesperación en esas épocas.

¿Les pasa algo así a ustedes también? Yo creo que es parte de nuestro mecanismo de supervivencia como seres humanos. Si no pudiésemos olvidar el dolor, ¿una madre se animaría a tener más de un hijo después de un parto difícil? ¿una persona volvería a enamorarse después de haber sufrido? ¿iríamos al médico sabiendo que probablemente nos duela otra vez?

Esta es una reflexión que tengo hace muchísimos años, aunque quizás surja ahora porque estoy juntando valor para retomar un tratamiento que dejé hace tiempo, porque el dolor era agobiante. El tema es, ya no recuerdo ese dolor.

Cómo votar en las elecciones primarias del 14 de agosto en Argentina

El 14 de agosto de 2011 en Argentina vamos a votar por primera vez en las “elecciones primarias”, que son algo así como un filtro antes de las elecciones presidenciales de octubre. Si me parecen bien o mal estas elecciones es un tema para otro día, pero lo que sí es importante es saber cómo se vota en estas elecciones obligatorias, ya que está circulando mucha información contradictoria (bien desmentida en este post).

La información a continuación está confirmada por el sitio oficial de Elecciones 2011 del gobierno (ante la menor duda, léanlo), y es copia de un Google Docs creado por Adrián Heinst. Es importante que estemos informados, y que no nos queden dudas. Si algo de lo aquí escrito no es correcto, les pido que me avisen:

COMO VOTAR EL 14 DE AGOSTO

(y como evitar que anulen tu voto por mails truchos que circulan)

1 Boleta por cada Cargo como se votó siempre.

  • El 14 de agosto se vota en las Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias. Todo partido que reciba más del 1,5% de los votos va a poder competir en Octubre. Si un partido lleva 2 candidatos por algún cargo, en Octubre compite el que saca más votos.
  • Cómo votar? Como se votó siempre. Una sola boleta por cada cargo. Es decir:
  • Si querés votar para todos los cargos al partido Azul metés la lista completa del partido Azul. █ █ █ █ █

    Si querés votar la lista del Partido Azul salvo el intendente del Partido Rojo, cortas la parte que dice Intendente en la Lista Azul y le agregas la parte que dice Intendente de la Lista Roja. Lo mismo con cada cargo que se elija. Una sola boleta por cada cargo, sino se anula. █ █ █ █

  • Si ya decidiste tu voto escuchá el número de lista en las publicidades y comprobá que coincida, no te guíes solo por color o foto.
  • Recordá: el 14 de agosto no hay voto útil. Votá a quien vos quieras. En Octubre decidirás si cambias por el que vaya segundo o volvés a votar al mismo. No te guíes por ninguna encuesta, las encuestas se pueden comprar, las elecciones no.
  • Y por ultimo si querés ser fiscal para asegurar que no haya fraude podés anotarte en soyFiscal.org . No hace falta afiliarse a ningún partido.