¿Cómo ves a las personas por default?

La semana pasada, pensaba que a veces me siento demasiado ingenua por no decir una pelotuda importante. Y es que a pesar de que en mi vida me he encontrado con un personaje nefasto tras otro, en el fondo, para mí las personas siguen siendo “buenas por default”.

Es decir, yo conozco a alguien, y lo más probable es que asuma que es una persona honesta, bien intencionada, amable, educada. No perfecta ni mucho menos, pero sí la base de “buena gente”. Y es así como después me choco con las paredes.

Eventualmente siempre termino con el mismo dilema: ¿será que la gente es buena en general, pero las excepciones son más llamativas? En ese caso, yo tendría razón y las eventuales decepciones, por más tristes o molestas que puedan ser, solo son excepciones que confirman la regla.

¿O será que, en realidad, yo espero cosas demasiado buenas de las personas, que no corresponden con la realidad de su naturaleza? Y en ese caso es solo lógico que me decepcione cada vez que vea las cosas “como son”. Y “como son” no significa que sean una basura humana (más de una vez dije que no creo en las dicotomías), simplemente me siento desilusionada por haber creído en alguna característica que finalmente no estaba allí. Y tampoco quiere decir que yo la tenga.

De todas formas, esto no es más que reflexión vacía. Más allá de las desilusiones, la realidad es que mi vida está llena de gente maravillosa, y quizás no los hubiese conocido si no hubiese creído en ellos desde el principio. Y sé que así es como soy, que por más que lo intente, por más que me diga “de ahora en más no confío en la gente”, en realidad lo voy a seguir haciendo.

Así que les paso la pregunta a ustedes. ¿Cómo ven a las personas “por default”?