Barista por un rato

Ce heart

El viernes pasado me invitaron con un grupo de amigos a pasar una tarde en Starbucks y hacer de baristas por un día (bah, un rato en realidad). Aprendí a hacer mi bebida favorita del lugar y me divertí muchísimo.

Me pareció muy copado estar “del otro lado” (aunque, por supuesto, todo es divertido cuando sabés que lo hacés un ratito y después seguís en la tuya). Por supuesto, como todo paso mío por una cocina (o símil) no fue libre de accidentes. Hay video, pero para eso tendrán que esperar un tiempito. Mientras tanto, están las fotos que sacó Bruno.

<

p align=”justify”>Mientras tanto, repito mi agradecimiento por la invitación, fue una tarde muy divertida :)